Un pastor evangélico y un joven murieron durante una balacera provocada por miembros de la Policía Nacional en el barrio Los Botaos del municipio de Boca China.

De igual forma, el joven identificado como Alexis (Brujito), de unos 25 años de edad, cayó abatido luego de recibir varios disparos de los agentes.

El cuerpo de Alexis (Brujito) fue llevado a la morgue del hospital público de Boca Chica.

Cerca de las 6:00 de la tarde de este miércoles, oficiales de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) se presentaron al lugar de los hechos para investigar el caso y establecer las causas del incidente.